Archivo del Autor: Ángela Trujillo Mora

BORRADOR 2

BORRADOR 2

LA CASA ÁRBOL COSMOPOLÍTA.

La vida en las grandes urbes es bastante ajetreada, las personas han ido perdiendo el contacto con la naturaleza que les rodea; con esta investigación pretendo estudiar una nueva forma de habitar la ciudad mediante el empleo de la naturaleza disponible en un entorno cosmopolita, generando espacios que permitan una relación directa entre usuario y naturaleza, haciendo que el primero tome parte del segundo.

Este espacio será generado para poder apartamos en cierto modo de la realidad que nos rodea, e introducirnos en una mas sosegada; por otro lado es necesario buscar e identificar los espacios verdes que nos rodea; donde mas espesor de vegetación encontremos mejor será la experiencia de vivir la naturaleza, y todos sus procesos ya que con ello nos aseguramos tener una gran variedad de flora y fauna que interactúe con nosotros.

Los resultados de esta investigación nos llevarán a la creación de un nuevo protocolo a seguir para construir esta obra, donde se contemplen todas las especificaciones estructurales y constructivas; la investigación en este punto se presenta como una reflexión sobre una nueva forma de ocupar el espacio público, esto nos puede generar una nueva estética de la ciudad, y el modo en el que concebimos la naturaleza urbana, y su contexto.

Procesos:

El prototipo por a investigación se desarrolla en grades ciudades por lo que me he centrado en la ciudad de Madrid, cuya zona geográfica se caracteriza por la gran presencia de encinas y alcornoques.

Aunque al inicio del artículo mencionamos que, para favorecer el contacto con la naturaleza, necesitamos de espacios urbanos que reúnan un espesor considerable de vegetación, hemos elegido un parque que se encuentra en la calle Betancourt para realizar el estudio del contexto en el que se desarrolla, ya que buscamos una zona con un espesor de vegetación medio, y alta presencia tanto de personas como de vehículos y comercios, para a la hora de diseñar el prototipo podamos buscar la manera mediante la cual este modelo nos ayude a aislar una parte de la naturaleza para su disfrute y experimentación.

 

Características del espacio, lo que se busca.

Para potenciar el contacto con la naturaleza nos planteamos el hecho de vivir en ella, así pues determinamos como objeto de estudio la estructura de un árbol; puesto que en el podemos encontrar esa presencia de fauna y flora antes mencionada y tan necesaria para poder ser parte del medio, esto nos afecta al modo en el que se concibe este habitáculo, ya que por una parte nos debe ofrecer un refugio, pero al mismo tiempo este debe ayudarnos a mezclarnos en el ecosistema.

En este proceso busco generar un espacio que tenga unas dimensiones mínimas de habitabilidad, para ello nos hemos basado directamente en mi habitación ya que es un espacio muy pequeño de 2m x 4m  (8 m2 ), que, sin embargo me ha permitido vivir con comodidad, de ahí que extraído medidas como: medida de una cama de 0.9 m x 1,90 m, altura de la habitación: 2,50 m, medias de un cajón, ancho de una puerta 0,7m; y por otra parte nos hemos basado en la altura promedio de las mujeres y los hombres españoles: 1,66 m y 1,77m respectivamente, ya que creemos que es una medida que nos ayudará en temas de diseño del interior del prototipo.

X

Tras leer la investigación que realiza el Profesor Francis Halle “ARQUITECTURA DE LOS ÁRBOLES” donde analiza tanto el modo de distribución de sus tallos y sus hojas como de su floración, hemos podido concluir que a partir de estos datos podemos determinar la cantidad de luz solar que absorbe cada especie; los resultados que se han podido sacar de este árbol a partir de su investigación es que es un árbol resistente, de hoja perenne, que presenta una filotaxis (disposición de las hojas) helicoidal, la disposición de sus ramas es rítmica, y su floración es lateral, realiza una mayor absorción de luz frente a otras especies, lo que significa que ofrece una mayor sombra, y por lo tanto mayor camuflaje, necesaria para la mimetización en el árbol.

Materialidad

Los materiales orgánicos en los que me he basado son las fibras naturales, en concreto el mimbre y la médula de ratán; materiales usados durante décadas para realizar todo tipo de objetos cotidianos (cestas, capazos, muebles, etc.) donde tanto la resistencia del material, como su ligereza han sido factores fundamentales para el uso de estos objetos, estas características me han llevado a plantear este espacio como un nido, imitando en cierto modo la arquitectura de la naturaleza, encontrando una estructura estable y resistente con un aspecto vegetal, que se mimetice con el entorno y que cree una barrera física fina pero sin perder el carácter de seguridad y cobijo que tienen los nidos.

El mimbre es una fibra vegetal que se obtiene de un arbusto de la familia de los sauces Desde la Edad Media y hasta el siglo XVIII, se mantuvo la destreza en la cestería utilizando mimbre. Al comenzar este siglo, el cultivo se desarrolló nuevamente con fuerza en toda Europa. En la actualidad existen muy pocos países dedicados al cultivo del mimbre y a la fabricación de cestos y muebles de esta fibra, modo de cultivo por esquejes,  se necesita una gran cantidad de agua para que la planta alcance su tamaño idóneo.

 la calidad del mimbre: depende mucho para lo que se vaya a utilizar. Si es para un mueble grande se necesita un mimbre grueso y largo de mucha resistencia. Si es para hacer una cesta se utiliza uno más pequeño y fino, lo hay desde ochenta cm hasta cuatro metros con diámetros de 0,4 a 3 cm; en este caso concreto nos interesan las varas mas largas para obtener una mayor cohesión estructural; existen varias opciones de mimbre aunque  en este caso usaremos las blancas ya que queremos un material lo menos manufacturado posible para de este modo abaratar los materiales.

Otra fibra que hemos usado para la creación del prototipo es la médula de ratán; el ratán se extrae de una palma originaria de Asia, mucho mas flexible y resistente que el mimbre, con maquinaria especializada se extrae esta médula, la ventaja de usar esta fibra es que su diámetro es continuo en contraposición con el mimbre y podemos extraer médulas con diferentes diámetros; lo interesante del ratán es que, aunque su diámetro sea considerable, es bastante flexible sin dejar de ser resistente, lo que nos ayudará a obtener una estructura segura para el usuario.

Centrándonos en la generación del espacio hemos tomado como referencia a Carlos Fontales por su investigación acerca de la historia, tradiciones, y nuevas aplicaciones de las fibras naturales, así como una pequeña referencia de cómo empezar a tejer estos materiales; los trabajos de Benedetta Tagliabue y el proceso de creación de las piezas fabricadas con mimbre que conformaron el pabellón de España en la expo de Shanghái 2010, y Andrea Von Chrismar por su obra “membranas de mimbre” realizada en 2010, y la entrevista con el artesano Bernard Monfort artesano retirado y dueño de la fábrica “Mobles Monfort” sus obras me hay ayudado a definir de mejor manera la estructura; así pues tenemos una estructura que se basa en 8 costillas principales generadas con el ratán, un anillo central que sirve de sujeción para las costillas; y un entramado entre costillas realizado con el mimbre, Para determinar como se tejerá el mimbre nos hemos basado en un modelo a escala 1/50, tejido con ratán ya que el mimbre a esta escala no es tan flexible como en la escala real; para tejer el mimbre primero se fijan las costillas como indica el dibujo de arriba, se cogen 3 varas largas; primero se fija con un extremo al anillo principal, posteriormente se colocan por el lado inferior y superior de cada costilla de forma intercalada. Se repite el proceso tantas veces como sea necesario para cubrir toda la superficie de la envolvente.

X

Esta investigación nos permitirá llegara una nueva forma de habitar el espacio público, a la vez que retomar el contacto con la naturaleza que nos rodea.

BORRADOR 2

BORRADOR 2

LA CASA ÁRBOL COSMOPOLÍTA.

La vida en las grandes urbes es bastante ajetreada, las personas han ido perdiendo el contacto con la naturaleza que les rodea; con esta investigación pretendo estudiar una nueva forma de habitar la ciudad mediante el empleo de la naturaleza disponible en un entorno cosmopolita, generando espacios que permitan una relación directa entre usuario y naturaleza, haciendo que el primero tome parte del segundo.

Este espacio será generado para poder apartamos en cierto modo de la realidad que nos rodea, e introducirnos en una mas sosegada; por otro lado es necesario buscar e identificar los espacios verdes que nos rodea; donde mas espesor de vegetación encontremos mejor será la experiencia de vivir la naturaleza, y todos sus procesos ya que con ello nos aseguramos tener una gran variedad de flora y fauna que interactúe con nosotros.

Los resultados de esta investigación nos llevarán a la creación de un nuevo protocolo a seguir para construir esta obra, donde se contemplen todas las especificaciones estructurales y constructivas; la investigación en este punto se presenta como una reflexión sobre una nueva forma de ocupar el espacio público, esto nos puede generar una nueva estética de la ciudad, y el modo en el que concebimos la naturaleza urbana, y su contexto.

Procesos:

El prototipo por a investigación se desarrolla en grades ciudades por lo que me he centrado en la ciudad de Madrid, cuya zona geográfica se caracteriza por la gran presencia de encinas y alcornoques.

Aunque al inicio del artículo mencionamos que, para favorecer el contacto con la naturaleza, necesitamos de espacios urbanos que reúnan un espesor considerable de vegetación, hemos elegido un parque que se encuentra en la calle Betancourt para realizar el estudio del contexto en el que se desarrolla, ya que buscamos una zona con un espesor de vegetación medio, y alta presencia tanto de personas como de vehículos y comercios, para a la hora de diseñar el prototipo podamos buscar la manera mediante la cual este modelo nos ayude a aislar una parte de la naturaleza para su disfrute y experimentación.

 

Características del espacio, lo que se busca.

Para potenciar el contacto con la naturaleza nos planteamos el hecho de vivir en ella, así pues determinamos como objeto de estudio la estructura de un árbol; puesto que en el podemos encontrar esa presencia de fauna y flora antes mencionada y tan necesaria para poder ser parte del medio, esto nos afecta al modo en el que se concibe este habitáculo, ya que por una parte nos debe ofrecer un refugio, pero al mismo tiempo este debe ayudarnos a mezclarnos en el ecosistema.

En este proceso busco generar un espacio que tenga unas dimensiones mínimas de habitabilidad, para ello nos hemos basado directamente en mi habitación ya que es un espacio muy pequeño de 2m x 4m  (8 m2 ), que, sin embargo me ha permitido vivir con comodidad, de ahí que extraído medidas como: medida de una cama de 0.9 m x 1,90 m, altura de la habitación: 2,50 m, medias de un cajón, ancho de una puerta 0,7m; y por otra parte nos hemos basado en la altura promedio de las mujeres y los hombres españoles: 1,66 m y 1,77m respectivamente, ya que creemos que es una medida que nos ayudará en temas de diseño del interior del prototipo.

X

Tras leer la investigación que realiza el Profesor Francis Halle “ARQUITECTURA DE LOS ÁRBOLES” donde analiza tanto el modo de distribución de sus tallos y sus hojas como de su floración, hemos podido concluir que a partir de estos datos podemos determinar la cantidad de luz solar que absorbe cada especie; los resultados que se han podido sacar de este árbol a partir de su investigación es que es un árbol resistente, de hoja perenne, que presenta una filotaxis (disposición de las hojas) helicoidal, la disposición de sus ramas es rítmica, y su floración es lateral, realiza una mayor absorción de luz frente a otras especies, lo que significa que ofrece una mayor sombra, y por lo tanto mayor camuflaje, necesaria para la mimetización en el árbol.

Materialidad

Los materiales orgánicos en los que me he basado son las fibras naturales, en concreto el mimbre y la médula de ratán; materiales usados durante décadas para realizar todo tipo de objetos cotidianos (cestas, capazos, muebles, etc.) donde tanto la resistencia del material, como su ligereza han sido factores fundamentales para el uso de estos objetos, estas características me han llevado a plantear este espacio como un nido, imitando en cierto modo la arquitectura de la naturaleza, encontrando una estructura estable y resistente con un aspecto vegetal, que se mimetice con el entorno y que cree una barrera física fina pero sin perder el carácter de seguridad y cobijo que tienen los nidos.

El mimbre es una fibra vegetal que se obtiene de un arbusto de la familia de los sauces Desde la Edad Media y hasta el siglo XVIII, se mantuvo la destreza en la cestería utilizando mimbre. Al comenzar este siglo, el cultivo se desarrolló nuevamente con fuerza en toda Europa. En la actualidad existen muy pocos países dedicados al cultivo del mimbre y a la fabricación de cestos y muebles de esta fibra, modo de cultivo por esquejes,  se necesita una gran cantidad de agua para que la planta alcance su tamaño idóneo.

 la calidad del mimbre: depende mucho para lo que se vaya a utilizar. Si es para un mueble grande se necesita un mimbre grueso y largo de mucha resistencia. Si es para hacer una cesta se utiliza uno más pequeño y fino, lo hay desde ochenta cm hasta cuatro metros con diámetros de 0,4 a 3 cm; en este caso concreto nos interesan las varas mas largas para obtener una mayor cohesión estructural; existen varias opciones de mimbre aunque  en este caso usaremos las blancas ya que queremos un material lo menos manufacturado posible para de este modo abaratar los materiales.

Otra fibra que hemos usado para la creación del prototipo es la médula de ratán; el ratán se extrae de una palma originaria de Asia, mucho mas flexible y resistente que el mimbre, con maquinaria especializada se extrae esta médula, la ventaja de usar esta fibra es que su diámetro es continuo en contraposición con el mimbre y podemos extraer médulas con diferentes diámetros; lo interesante del ratán es que, aunque su diámetro sea considerable, es bastante flexible sin dejar de ser resistente, lo que nos ayudará a obtener una estructura segura para el usuario.

Centrándonos en la generación del espacio hemos tomado como referencia a Carlos Fontales por su investigación acerca de la historia, tradiciones, y nuevas aplicaciones de las fibras naturales, así como una pequeña referencia de cómo empezar a tejer estos materiales; los trabajos de Benedetta Tagliabue y el proceso de creación de las piezas fabricadas con mimbre que conformaron el pabellón de España en la expo de Shanghái 2010, y Andrea Von Chrismar por su obra “membranas de mimbre” realizada en 2010, y la entrevista con el artesano Bernard Monfort artesano retirado y dueño de la fábrica “Mobles Monfort” sus obras me hay ayudado a definir de mejor manera la estructura; así pues tenemos una estructura que se basa en 8 costillas principales generadas con el ratán, un anillo central que sirve de sujeción para las costillas; y un entramado entre costillas realizado con el mimbre, Para determinar como se tejerá el mimbre nos hemos basado en un modelo a escala 1/50, tejido con ratán ya que el mimbre a esta escala no es tan flexible como en la escala real; para tejer el mimbre primero se fijan las costillas como indica el dibujo de arriba, se cogen 3 varas largas; primero se fija con un extremo al anillo principal, posteriormente se colocan por el lado inferior y superior de cada costilla de forma intercalada. Se repite el proceso tantas veces como sea necesario para cubrir toda la superficie de la envolvente.

X

Esta investigación nos permitirá llegara una nueva forma de habitar el espacio público, a la vez que retomar el contacto con la naturaleza que nos rodea.