Archivo del Autor: Isa Blanco

// IDEAS PRINCIPALES

Dar a conocer las historias y conocimientos que duermen en las calles y residen en los habitantes de tu misma comunidad.

Mimetizarse con los ciudadanos que la habitan. Humanizar los espacio públicos, reivindicarlos, hacerlos nuestros.

Las situaciones, los momentos que crean a los individuos. Cada espacio debe responder a la necesidades de éstos. 

Mantener la huella arquitectónica, conservando las edificaciones e integrándolas de un modo sostenible.

“Desfronterizar” las manzanas y fomentar la interacción entre los vecinos conectándoles a través de un dispositivo.

Convertir el carácter de una manzana convexa a cóncava, más recogida, más doméstica.

Rescatar los oficios artesanales que están siendo sustituidos por las nuevas tecnologías.

La parte artística reside en el proceso de hacer las cosas y se oculta en el resultado final.

Vivienda como ecosistema donde interactuan todos los agentes.

Hay tres formas de potencias lo colectivo: En la fase de organización, en la de realización y en la vida útil.

Experimentar con materiales artesanos, de bajo coste, reutilizables, de fácil manejo y transformación.



// RE ABSTRACT

El presente artículo, nace de la necesidad de crear una nueva forma de rehabilitar edificios. De un modo sostenible socialmente se conectan, mediante una acción protésica, las fincas de una manzana a través de la eliminación de las barreras arquitectónicas que se dan en las cubiertas, creando un lugar de intercambio de oficios artesanales que conectarán a la totalidad del vecindario sin importar edades.

El carácter convexo de las manzanas mucho se aleja de lo proyectado en el plan Cerdá, generando en el interior de éstas espacios perdidos, cuyo uso está desaprovechado. Desde la crisis que comenzó en 2008 la forma de plantearse la arquitectura ha cambiado, y tenemos la necesidad de mantener la huella arquitectónica, conservando las edificaciones e integrandolas de un modo sostenible. 

Por otro lado, aparece el problema de que generación tras generación se van perdiendo oficios que van siendo sustituidos por las nuevas tecnologías, olvidando, que en el mismo proceso de hacer las cosas muchas veces reside la parte artística oculta en el resultado final. 

Siguiendo el proceso de numerosos colectivos que buscan potenciar la participación y organización de la ciudadanía desde la fase de organización hasta la de la vida útil, entendiendo la vivienda como un ecosistema donde interaccionan todos los agentes envueltos pasiva y activamente en este proceso de conservación. 

Desde la visión de una persona de 24 años se desarrollan inquietudes por conocer de algunos de estos oficios y la experimentación de materiales de fácil de manejo y que sin ninguna capacidad estructural, proporcionan lo necesario para la configuración del espacio de una forma que permitan el continuo cambio y vayan modificándose y adaptándose a la evolución de la sociedad. 


Contando con la premisa de que los materiales sean reutilizados y de la zona donde nos encontramos, Valencia, a ello sumándole el peso que tiene la coordinación de un grupo de personas para la realización de este dispositivo, se pretende dar una solución a una nueva forma de rehabilitación muy alejada de la vivida hasta ahora. 

IB

// MAQUETA

Principalmente, la maqueta, me ha permitido explorar con las texturas que pretendo incorporar a la casa. La condición de éstas, son su fácil manejo y creación, ya que tanto en el proceso de ejecución como en el de la vida útil, se pretende hacer de un modo colectivo. 

Se desarrollan diferentes agrupaciones de sacos, para crear ambientes diferentes, donde se puedan dar las acciones que la usuaria principal considera que son necesarias en esta situación. 

    Textura de tela de saco con arroz dentro.


 





// ABSTRACT

Las arquitecturas colectivas son una forma de unir la ciudad y los ciudadanos. La importancia de conectar con la gente que vive a tu alrededor. Aprender de un experto. Todos somos expertos en algo, y a todos nos gusta el trabajo bien hecho. Aprender de los maestros en la materia.

Eliminar las barreras arquitectónicas que se encuentran entre fincas de una misma manzana, a través de las cubiertas. Interviniendo la edificación que genera ese salto, unificándola en altura y convirtiendo esas azoteas en una única pieza.

Convertir el caracter de una manzana convexa a cóncava, más recogida y más doméstica. El ensanche de Valencia se basó en el plan Cerdá, pero la idea de dejar los patios como lugares públicos de encuentro nunca fueron realizados, con este proyecto se pretende reconvertir el ensanche para darle esa cualidad de espacio de intercambio.

Es un problema general que la sociedad actual cada vez se de la espalda a si misma. 
La colocación de un dispositivo, accesible para todo el vecindario, que a la vez de fomentar la interacción entre ellos, consiga hacer un intercambio de oficios artesanales, cada vez más olvidados, sustituidos por las nuevas tecnologías y que demandan la mezcla de personas de todas las edades y culturas.

El método ha sido establecer una relación con personas que proponen una arquitectura colectiva como forma de vida. Arquitectos y no arquitectos que buscan cada día diferentes soluciones a la unificación sociocultural y como consiguen motivar a la sociedad y hacerles partícipes. 


En el proceso colectivo, gracias a la investigación, se han detectado los puntos donde se debe actuar, tanto en la organización, como en su realización y finalmente en el funcionamiento de la vida útil. Por ello los materiales a utilizar permiten su fácil manejo y su continuo cambio, vinculando en todo momento a los propietarios y uniendolos en una misma causa.

// ENTORNO PROFESIONAL



Todavía estoy en ese punto en el que hay demasiadas cosas que me gustan, unas están más claras que otras. Si haces algo, que sea bien. Que te provoque la sensación de que el trabajo bien hecho da alegrías. 

La búsqueda del entorno profesional me lleva a la organización más que una casa, una comunidad donde sus miembros tienen ese interés como el mio, por la arquitectura colectiva, aunque no exactamente las mismas inquietudes.

Siendo ya miembro de la comunidad, puedo crear grupos de debate, donde compartir mi proyecto, en la herramienta que mejor pueda representarla, y con la colaboración de todos lo integrantes, hacerlo crecer. 

En la cabeza de la organización están los arquitectos de la panadería, Eva Morales y Rubén Alonso. Ambos han sido profesores de arquitectura en Málaga y promueven los procesos colectivos de vivienda adaptable y gestión social del hábitat. Como algo personal, a los tres nos une ese amor incondicional por Berlin, que hace que aún más simpatice con ellos.

A esperas de su colaboración, indago en sus perfiles en las redes sociales, sus proyectos, trayectoria profesional, etc… con la certeza de que su camino recorrido puede alzar mi proyecto y mi investigación en el tema.

Pasar por un camino ya pisado no hace nuevas huellas, ni nos hace llegar mas lejos. Así que voy a coger sus huellas, su camino, y añadiré las necesarias para que lleguemos más lejos.

La Panadería: “Aprende del nuevo contexto, porque en él, están parte de las respuestas”

La Manzana: La situación fue determinante, un barrio con una edad que varía de 0 a 90, lleno de gente trabajadora y una manzana a punto de ser intervenida. 

LP: “Está bien buscar nuestros propios enunciados. Observa la realidad para aprender de ella. Transforma la realidad en la que vivimos. Haz que sea un proceso de código abierto.”

LM: La gente se aburre en sus casas, desde mi patio veo en la televisión la basura de telecinco en varias televisiones, mientras con ellos se escapa esa habilidad que están deseando compartir.
Cuando no hay respuestas, a veces la solución está en mirar por la ventana. 

LP: Plantearse otras formas de vida y de hacer ciudad. “Hay tres formas de potenciar lo colectivo. En la fase de organización, en la de realización y en la de vida útil.” ¿En cual estás tú?

LM: Había olvidado las dos primeras. La vivienda que propongo es la casa de todo un vecindario, con materiales de la zona, tradicionales y artesanos. Gente experta que hagas las cosas bien del principio al fin, y sepan enseñar en la materia. Así que podría abarcar también la fase dos…

LP: Entonces, te planteas “La vivienda donde otros modos de organización, gestión y concepción espacial posibiliten sin adecuación a las necesidades actuales de la ciudadanía”? 

LM: Exacto. Para algunos una gran idea puede ser sinónimo de una provocación social.

LP: Recuerda, la web como campo de acción. De difusión. No hay que renegar de todo lo no artesano, si no saber sacar lo bueno de las cosas.


//

Sin los relatos los nuevos barrios quedan desiertos. Por Las historias los nuevos lugares se tornan habitables. Habitar es narrativizar. Fomentar o restaurar esa narratividad es, por tanto, una forma de rehabilitación. Hay que despertar a las historias que duermen en las calles y que yacen a veces en un simple nombre. (…) Son las Llaves de la ciudad.

                                                                                                                                                                                      Michel de Certeau