Archivo del Autor: Tatiana FS

Sevilla

Hace ya una semana me dejé caer por Sevilla y después de haber estado estudiando el trabajo de Santiago Cirugeda no pude evitar intentar ponerme en contacto con el.
Que damos en La Carpa y estuvimos currando y hablando.




A pesar de que en 6 días acababa la cesión del suelo que el ayuntamiento de Sevilla otorgó en su momento a esta asociación y en ese momento nadie les decía nada sobre si podrían quedarse o no, había que darle un lavado de cara a la araña que se usa como despachos.


La cesión del solar ya a vencido y según parece no ha habido renovación ni comunicado de esto. 

Os dejo un par de links con el comunicado que La carpa ha realizado y una publicación con más información. Y la página de la asociación.



Abstrac 2.0

En la mayoría de los núcleos familiares se realiza un cambio de vivienda al menos una vez, por ejemplo porque la casa se ha quedado grande al nacer más hijos. El propósito de esta investigación es diseñar una vivienda para una pareja que perdure en el tiempo adaptándose no solo a cambios a largo plazo, sino también a los del día a día de una casa en la que no solo se vive, también se trabaja.

Cuando una pareja joven decide independizarse no suele tener una gran fuente de ingresos, por lo que acaban recurriendo a un alquiler en una zona apta a sus posibilidades económicas, pero que no siempre concuerda sus necesidades o preferencias. Si además han decidido ser autónomos, también necesitarán un espacio donde trabajar. Falta espacio, ya que cada habitación tiene un único uso. Y en un futuro querrán ampliar la familia y no tendrán espacio para los niños.

La ubicación de la casa es el punto de partida, esta define en gran parte el proyecto. La casa cambiará igual que lo hará la familia que en ella habitará por lo tanto habrá que aplicar distintos métodos y sistemas de flexibilidad, para llegar a conseguirse que la vivienda sea apta durante la existencia de un núcleo familiar. Mobiliario, divisiones internas y cerramientos forman parte de la investigación.

Como resultado obtenemos una vivienda capaz de adaptarse a cambios que afectarán al interior y exterior de la vivienda y a distintas escalas; una visita de unas horas, o una estancia de 4 meses no provocarán cambios comunes, y algunos específicos. Cada usuario dispone de un espacio en la vivienda, dependiendo su naturaleza, si es habitante o invitado, ese área que le "corresponde" variará y se dividirá en espacios con distintos grados de intimidad.

ABSTRAC 40%

En la mayoría de los núcleos familiares se realiza un cambio de vivienda al menos una vez, por ejemplo porque la casa se ha quedado grande al nacer más hijos. El propósito de esta investigación es diseñar una vivienda para una pareja que perdure en el tiempo adaptándose no solo a cambios a largo plazo, sino también a los del día a día de una casa en la que no solo se vive, también se trabaja.

Cuando una pareja joven decide independizarse no suele tener una gran fuente de ingresos, por lo que acaban recurriendo a un alquiler en la medida de sus posibilidades. Si además resulta que por diversos acontecimientos han decidido ser autónomos, también necesitarán un espacio donde trabajar. Falta espacio, ya que cada habitación no admite múltiples tareas. Y en un futuro querrán ampliar la familia y no tendrán espacio para los niños.

....

Entorno profesional.

Poco a poco se está definiendo, parece que por fin empiezo a encontrar mi entorno. Al definir que la casa de María iba a estar situada en la azotea de un edificio, encontré cierta relación con el trabajo de Santiago Cirugeda, aunque no terminaba de ver una relación del todo directa. Tras seguir indagando acerca de su trabajo, y de diversos proyectos de recetas urbanas, comencé a sentir bastante empatía con el colectivo, y finalmente asumo que estoy llevando a cabo una de sus recetas urbanas, y que por ello, el por qué la casa está o deja de estar en ese lugar es algo muy trascendente.
Todos los trabajos de este colectivo tienen una temática clave, la ciudad es de los ciudadanos, en todos los aspectos, pero sobre todo, en lo social. Santi, como le llama casi todo el mundo, comenzó con este tipo de proyectos de forma individual incluso antes de acabar su formación como arquitecto, actualmente colaboran hackers, fotografos, cirquenses, y un largo etc, todos juntos forman Recetas Urbanas.
Defienden la autoconstrucción y reutilización de materiales, no solo como recurso económico, también como parte de la formación de una persona. En las trincheras de la facultad de Bellas Artes de Málaga, comenta que hablando con los alumnos que participaron en la creación de estos espacios no llegaban a comprender por qué estaban haciendo eso, pero que les gustaba, que se sentían a gusto haciendo algo que ellos mismos iban a utilizar, no solo eso, también el vínculo que se creaba entre ellos al trabajar de forma común en que pretendían que fuese su futuro lugar de trabajo
La receta urbana que estoy siguiendo es de las primeras que se llevaron a cabo. Aunque en la actualidad se dedican a recetas que involucran a un colectivo como son asociaciones y demás, en su momento realizaron numerosos asesoramientos para la implantación de viviendas en azoteas aunque casi ninguna llegó a ejecutarse por temor, y yo creo que también por desconfianza y desconocimiento de la normativa.
Ese gran aliado, o enemigo, depende del proyecto que hablemos, de este colectivo, la normativa. En ocasiones realizan proyectos alegales, y tras su finalización se autodenuncian, con la finalidad de "legalizar" de alguna manera aquello que han conseguido y quieren mantener, otras veces, simplemente proponen ocultarlo. Sin embargo, otras de sus  recetas,  consisten básicamente en hacer uso de esa normativa, encontrar ese ámbito dentro de ella en el cual sí pueden trabajar. Este es el punto en el cual comencé a sentirme identificada con su trabajo, y me di cuenta de que tal vez en la ficción de María no enfatizo lo suficiente el por qué ha de estar ahí.
Ha de estar ahí porque María necesita estar en contacto con la ciudad de una forma muy directa. Necesita un espacio donde poder trabajar con el equipo que toque ese día, y si hoy no se trabaja en casa tiene que ser fácil y rápido llegar a ese lugar. Tiene que tener contacto con el poco verde que hay en la ciudad, desde esa azotea tiene contacto casi directo con varias zonas verdes, incluido el retiro. 

Ca Langarita

      Todos estamos trabajando en "una casa para María Langaríta". Podría decirse que estamos haciendo las Casas Langarita, este sería nuestro nombre común. Si quisiéramos hilar más el hilo, mi casa para María podría ser la casa Langarita-Serrano, por la calle en la que la ubicamos, o María 16. La información que dan estos nombres no es mucha, donde está o quien la habita. Pero....¿Qué pasa en esta casa?

      La casa se transforma diariamente, los ritmos que se dan ella van variando a lo largo del día y los días. Puede haber un ajetreo  descomunal, o la más pacífica calma. Podría ser la casa que cambia. Vamos a sacarle los peros.... ¿por qué cambia? ¿cómo cambia? ¿cuándo cambia? Cambia para envolver el espacio de la actividad que en ese momento se está dando en ella, cambia transformando el espacio formalmente, y cambia cuando hace falta, los usuarios deciden cuando y cuanto. La casa que cambia para envolver el espacio, cuando los usuarios necesitan y como ellos lo deciden.

      Pero sigo sin saber cómo es la casa, ¿qué forma tiene?  y ¿de qué color es? No se sabe. ¡Es invisible!  La casa invisible que cambia para envolver el espacio, cuando los usuarios necesitan y como ellos lo deciden... No es invisible para todos, solo para los que tiene que serlo. Es como esa casa del árbol, un escondite que sólo María y quien ella quiera sabrá que está ahí. Un escondite desde el que observar el ajetreo de la ciudad, seguir en contacto con ella, verla, sentirla, pero desde otro punto de vista. Y en ese mismo escondite dejar de estar en la ciudad, aislarse de ella y esconderse en su casa, bajo su segunda piel, con quien ella quiera.

      La casa oculta deformable. Creo que este nombre la define bastante mejor. Tal vez faltaría enfatizar el hecho que la ciudad no queda oculta a ti, pero no es tan importante como los aspectos que si nombra.

Condición pública y política.

Aunque la casa de María está, no es fácil verla, es por esto que la condición pública de esta va directamente ligada a la presencia de quienes viven esa casa ya que si se percibirá será por la presencia en ella. Unos pocos podrán ver, en ocasiones, pequeñas fracciones de la casa, pero para verla al completo tendrás que ser de los privilegiados con los que María o su pareja comparten su casa.


blablabla

María es una persona muy sociable, le encanta compartir su vida con sus amigos y familiares, y siempre acaba compartiendo también su casa. Además de trabajar en ella casi cada día con las personas que la situación lo requiere, suelen venir conocidos a pasar pequeñas estancias (¡¡pueden ser horas o días!!), en algún momento "vendrán" niños (no se sabe cuantos ni cuando), incluso puede que algún familiar o amigo realice una larga estancia en la casa con ellos.

La casa deberá ser apta en múltiples situaciones, tanto en el interior como en el exterior. Al definir la ubicación en la cubierta de edificio número 16 de la calle Serrano, tenemos un "solar" que no va a ser cubierto por completo (o sí). En un área concreta de este, la casa tendrá que ser invisible, lo que no significa que deje de ser.



LEGALIDAD

 En la casa que estoy haciendo para María Langarita influyen normativas a diferentes escalas. Ahora mismo me interesa el Plan urbanístico de Madrid (actualmente en proceso de revisión), en el que clasifican el edificio sobre el que se quiere situar la casa según su tipología, volumetría específica, y esto restringirá las actuaciones que podremos realizar en él. Sobre todo, afectará en la volumetría final del edificio. La casa en si, no podrá sobrepasar los 3.60m de altura (tomando como referencia la altura máxima del último forjado del edificio), y esta tendrá que estar retranqueada con respecto a la fachada de este aproximadamente 3.60m.

            La finalidad real de esta normativa es conseguir una homogeneidad estética en cada zona de la ciudad, cada zona tendrá una adjudicada dependiendo sus características iniciales, pero realmente, lo que se consigue con esto es mantener la imagen de la ciudad en el tiempo. Sobre todo, en estas calles céntricas de Madrid, el paso del tiempo se aprecia por pequeños detalles, la iluminación, carteles publicitarios…, pero no por la estética de los edificios, ya que esta está reglada de modo que en caso de realizarse un edificio de nueva planta este tenga una apariencia exterior a lo ya existente.

            En la casa de María estamos trabajando con un “injerto” a un edificio ya existente. Concretamente, este ya ha jugado con la normativa antes mencionada, en lugar de realizar un remate de cubierta a 45º como el resto de edificios adyacentes, realiza un retranqueo y consigue  una terraza en la última planta. Vamos a seguir jugando con la normativa como ya se hizo en su día, solo que esta vez, habrá que ser mucho más meticulosas. Si conseguimos que la casa sea invisible a la ciudad, en gran parte lo será también a la normativa.

            En la lectura que realizamos de desobediencia civil, se realiza una intervención ilegal y la camuflan de modo que esta no sea perceptible y así evitar una posible denuncia. La idea es similar, aunque en este caso al conseguir que la casa no se perciba lo que conseguimos es que sea legal, ya que no estamos hablando de un espacio con las posibilidades de modificación tan restringidas como en un casco antiguo.


Pero realmente la diferencia reside en concepto de cada casa. Mientras que una es, a mi entender, una protesta, una reivindicación, la casa de María es un deseo, y con tal de conseguir y cumplir ese deseo se hace todo lo posible para ello, para conseguir ese lugar al que ella quiere llamar CASA.



España. Plan general de ordenación urbana de Madrid. BO Comunidad de Madrid 19/04/1997 num.92 pág. 6-148. Accesible en: http://www.madrid.es/UnidadWeb/UGNormativas/Normativa/2010/Ficheros/NN.UU.%20PGOUM-97%20(edici%C3%B3n%20original%20impresa)_con%20marcadores.pdf