Archivo de la categoría: buzz

Ideas

[1] Los objetos generan una identidad del ocupante propia que otra persona sería incapaz de repetir.
[2] La vivienda es una caja de almacenaje vacía y cada habitante la rellena, decora con sus cosas
[3] Espacio con capacidad de acumulación y componente temporal.
[4] Los objetos como materiales de creación de espacios. Se configura un espacio que propone un dialogo con su habitante.
[5] La condición de almacén de lo diario hace necesario el fácil acceso.
[6] La forma sigue a la función.
[7] Los okupas como punto de estudio en lo que a objetos y necesidades se refiere
[8] La cantidad de objetos importa, actúan como pieles. Existe una clasificación de los objetos: base, necesarios e innecesarios.
[9] Rehabilitación a modo de crear edificios con historia como recipientes para nuevas historias.
[10] Se trata de crear una nueva atmosfera sensorial.
[11] Entiendo que la vivienda tiene una vida interior y una exterior diferenciadas.

[12] Una arquitectura que reúna todas las condiciones para ser vivida en su totalidad. 

Esquema

*En el futuro, todo lo que pueda hacer una máquina, lo hará una máquina.
*Lo analógico irremplazable.
*La vivienda se reduce al conjunto de actividades que únicamente se puedan realizar en el hogar.
*La intimidad crea y limita espacios.
*Nos encanta estar con gente aunque no queramos estar con gente.
*Arquitectura como atmósfera creada mediante elementos independientes.
*La vivienda mínima del ciudadano emocional.
*La ciudad es un telón de fondo.
*Propuesta de casa con ciudad.
*El cambio y la prueba son una liberación.
*Cuestión de la necesidad del engalanado de edificios, muebles y de nosotros mismos.
*El repensar el Pao pasa por consideraciones económicas, políticas y sociales.

// IDEAS PRINCIPALES

Dar a conocer las historias y conocimientos que duermen en las calles y residen en los habitantes de tu misma comunidad.

Mimetizarse con los ciudadanos que la habitan. Humanizar los espacio públicos, reivindicarlos, hacerlos nuestros.

Las situaciones, los momentos que crean a los individuos. Cada espacio debe responder a la necesidades de éstos. 

Mantener la huella arquitectónica, conservando las edificaciones e integrándolas de un modo sostenible.

“Desfronterizar” las manzanas y fomentar la interacción entre los vecinos conectándoles a través de un dispositivo.

Convertir el carácter de una manzana convexa a cóncava, más recogida, más doméstica.

Rescatar los oficios artesanales que están siendo sustituidos por las nuevas tecnologías.

La parte artística reside en el proceso de hacer las cosas y se oculta en el resultado final.

Vivienda como ecosistema donde interactuan todos los agentes.

Hay tres formas de potencias lo colectivo: En la fase de organización, en la de realización y en la vida útil.

Experimentar con materiales artesanos, de bajo coste, reutilizables, de fácil manejo y transformación.



Abstract 2.0

En la actual situación socioeconómica y medioambiental la tendencia en los próximos años debe ser la de simplificar nuestras vidas y por tanto reducir nuestros espacios habitables, para poder subsistir y reducir el impacto sobre nuestro entorno. Para la mayoría de los jóvenes es muy difícil hoy en día tener cierta independencia y somos muchos los que nos vemos obligados a compartir grandes viviendas, en vez de vivir en un pequeño espacio que satisfaga nuestras necesidades mínimas. 
Existe mucha gente trabajando en esta linea, investigando sobre nuevas formas de habitar con lo realmente necesario. Esta investigación parte, por mi condición propia, del análisis de la forma de vida de la gente joven que tiene esa necesidad de independencia, y trata de dar respuesta a las necesidades mínimas de habitabilidad actuales.
El espacio que empleamos para vivir como la cantidad de objetos que realmente necesitamos, es mucho menor de la que tenemos. Además, en las viviendas convencionales, cuando son habitadas por una sola persona, no existe simultaneidad de usos entre las diferentes estancias, por lo que hay espacios sin aprovechar constantemente. Por tanto, para no renunciar a las condiciones de habitabilidad de éstas en viviendas de dimensiones reducidas, los espacios deben resolverse de forma que la capacidad de uso sea la máxima posible en todo momento. Además se debe buscar una sensación de amplitud que permita que habitar este tipo de espacios sea agradable además de funcional.
Por todo esto, el concepto de casa planteada es de un único espacio multifuncional y cambiante, que se adapta a las necesidades del usuario en cada momento. Una casa donde los diferentes usos no interfieren entre sí, y por tanto el espacio disponible siempre es máximo. Todo ello en un espacio limpio que transmita sensación de orden y amplitud, a pesar de sus reducidas dimensiones.

In the current socio-economic and environmental situation the trend in the coming years should be to simplify our lives and therefore reduce our living spaces, in order to survive and reduce the impact on our environment. For most young people is very difficult today to have some independence and many of us we are forced to share large houses, instead of living in a small spaces that meets our minimum needs. 
There are many people working in that area, researching new ways of living with what people really need. My research starts looking lifestyle of young people who need independence, and it attempts to resolve the basic needs of current habitability.
The space we use to live as the number of objects we really need, is much lower than we have. Furthermore, in conventional housing when occupied by one person, there isn’t simultaneous use between the different rooms, so there are unused spaces constantly. Therefore, to not give up on the living conditions of big houses in houses with small dimensions, the spaces must be resolved to be as big as possible at all time. Sense of spaciousness should also be sought, in order to that these spaces be pleasing as well as functionals.
For all this, the concept of home raised is one multifunctional and changing space that adapts to the needs of the user at all times. A house where different uses don’t interfere with each other, and the available space can be used up to the maximum. All in a clean space where despite its small size, we perceive a sense of order and amplitude.


// RE ABSTRACT

El presente artículo, nace de la necesidad de crear una nueva forma de rehabilitar edificios. De un modo sostenible socialmente se conectan, mediante una acción protésica, las fincas de una manzana a través de la eliminación de las barreras arquitectónicas que se dan en las cubiertas, creando un lugar de intercambio de oficios artesanales que conectarán a la totalidad del vecindario sin importar edades.

El carácter convexo de las manzanas mucho se aleja de lo proyectado en el plan Cerdá, generando en el interior de éstas espacios perdidos, cuyo uso está desaprovechado. Desde la crisis que comenzó en 2008 la forma de plantearse la arquitectura ha cambiado, y tenemos la necesidad de mantener la huella arquitectónica, conservando las edificaciones e integrandolas de un modo sostenible. 

Por otro lado, aparece el problema de que generación tras generación se van perdiendo oficios que van siendo sustituidos por las nuevas tecnologías, olvidando, que en el mismo proceso de hacer las cosas muchas veces reside la parte artística oculta en el resultado final. 

Siguiendo el proceso de numerosos colectivos que buscan potenciar la participación y organización de la ciudadanía desde la fase de organización hasta la de la vida útil, entendiendo la vivienda como un ecosistema donde interaccionan todos los agentes envueltos pasiva y activamente en este proceso de conservación. 

Desde la visión de una persona de 24 años se desarrollan inquietudes por conocer de algunos de estos oficios y la experimentación de materiales de fácil de manejo y que sin ninguna capacidad estructural, proporcionan lo necesario para la configuración del espacio de una forma que permitan el continuo cambio y vayan modificándose y adaptándose a la evolución de la sociedad. 


Contando con la premisa de que los materiales sean reutilizados y de la zona donde nos encontramos, Valencia, a ello sumándole el peso que tiene la coordinación de un grupo de personas para la realización de este dispositivo, se pretende dar una solución a una nueva forma de rehabilitación muy alejada de la vivida hasta ahora. 

IB

A B S T R A C T [2]

Este artículo nace de la necesidad de estudiar los modos de habitar contemporáneos centrándome en la figura de la mujer joven  nómada contemporánea y viviéndolo desde mi propia persona. Los modos de habitar han variado con el tiempo y esto es algo que la arquitectura ha ido reflejando en periodos de tiempo. La investigación, aunque se basa en un modo de habitar en particular, no busca cerrase a este sino abrir la mente a la diversidad de modos que pueden existir.

 Centrándome en la capacidad de acumulación e incorporación a lo temporal del ser humano y descubriendo su dimensión histórico-social, no simplemente social, la casa deja de entenderse solo como lugar de confianza donde permanecer  a salvo de la intemperie donde el ser humano tiende a sustraerse hacia sí mismo, lo deja bajo cobijo, lo alimenta y lo sostiene. Comienza a ser el lugar donde se congrega lo más preciado para las personas, su intimidad, sus recuerdos, sus sueños,…. En tal sentido la casa y el ser humano se afirman como dualidad.
La creación de estos ambientes reflexivos de identidad es dada por la arquitectura, que ha de tener a la persona como principal mira en la realización de proyectos.


Apoyándome en algunos estudios teóricos, como  el realizado por un antropólogo sobre la evolución de la habitación de los adolescentes a lo largo de la historia, haciendo un análisis del modo de habitar mi casa y un listado de todos los objetos que poseo he llegado a la conclusión de que todas las personas necesitan hacerse eco de un ambiente propio que les caracterice de los demás. Por lo que este trabajo no es más que un seguimiento de como toda persona podría habitar de forma diferente el mismo espacio, invadiendo lo público y creando su porción de espacio introduciéndolo de este modo a la historia. 

REabstract


Este artículo parte del estudio de la forma de habitar de una joven nómada y su modo de ver la ciudad como un hogar, para contemplar diferentes maneras de configurar el espacio emocional. Los modos en que se relacionan las personas con sus hogares han cambiado, sin embargo los modos de hacer viviendas no varían a la misma velocidad. Se estudia la intrusión de la tecnología, de los objetos compactos o de la ciudad en la vivienda, y cómo éstos la modifican hasta expandir sus límites.

Se trata de una problemática de alcance global que llega hasta lo específico del mobiliario. Vemos como por todo el mundo proliferan las cadenas de cafeterías que hacen al usuario sentirse “como en casa”, y los ciudadanos nómadas se nutren de este tipo de experiencias que la ciudad aporta inevitablemente. Por otro lado, la tecnología transforma los modos de relacionarnos, y el individuo acaba doblegándose a las delicias de la era moderna. Se contempla la posibilidad de coexistir de manera saludable entre estos dos mundos. A su vez, se investigan los elementos comunes en la creación de espacios emocionales que han llevado a cabo arquitectos de Japón o de la arquitectura moderna desde la creación del Pao.

La investigación se ha basado en la lectura de otros estudiosos de nuevos modos de habitar o viviendas difusas; así como en el acercamiento a vidas nómadas, poniendo hincapié en sus modos de realizar asentamientos. Por otra parte, se han realizado pruebas de primera mano a escala real.


A modo de conclusión, se desvelan los elementos mínimos necesarios para una persona de unas características en particular, de modo que se entiende una nueva manera de crear espacios basada en lo específico de su habitante, la capacidad de transformación, y las actividades íntimas que los objetos que lo invaden permiten desarrollar.

English version
The starting point of this paper is the study of the way in which a young nomad girl dwells and her way to see the city as a home, in order to contemplate different approaches to form an emotional space. The manner in which people interact with their homes has changed along the time; however the way of making houses has not changed at the same rate. The intrusion of technology, of compact objects and the city in the dwelling is studied, and how these terms modify it until it expands its limits.

This is a global scope problem that reaches also the specific theme of furnishing. We can see how all around the world new cafeterias proliferate doing the customer feel like in home; and the nomad citizens, thrive on those experiences that the city inevitably provides them with. On the other hand, technology transforms the way in which people relate to each other, and finally, the citizen bows at the delight of modern life. The possible coexistence of both worlds in a healthy way is studied as well.  At the same time, this research pays attention to the common points shared by Japanese and modern architecture in the creation of emotional spaces.

The investigation has been based on the reading of scholars that study new ways to inhabit; as well as in an approach to nomad lives, putting emphasis in their ways to create settlings. On the other hand, first hand tests have been done on real scale.

As a conclusion, the minimum necessary goods for a particular person are revealed, so that we can understand the capability of transformation of the space and the intimate activities that the objects allow on it, and therefore, a new way of creating spaces based on the specific characteristics of each inhabitant.