Archivo de la categoría: olmolosada

Esquema

1_Simplificar nuestras vidas ya que no necesitamos tantas cosas para ser felices.

2_Uso responsable y sostenible de los recursos existentes (mottanai japonés)

3_Necesidad de independencia de los jóvenes

4_Vida en espacios pequeños como filosofía

5_Reformulación del concepto de vivienda para reducirlo a su esencia 

6_Vivir en la ciudad para estar conectado con el mundo

7_Maximización del espacio disponible

8_Los espacios pequeños deben de ser resueltos con precisión milimétrica 

9_Un espacio transformable que se adapta a las necesidades

10_La vida personal y profesional no deben interferir entre sí

11_El tiempo define el espacio de la casa (4D House)

12_No es únicamente la distancia entre paredes la que transmite sensación de amplitud


Abstract

En la situación socioeconómica actual la tendencia en los próximos años debe ser la de simplificar nuestras vidas y por tanto reducir nuestros espacios habitables para poder subsistir. En esta coyuntura la mayoría de la gente joven no puede ver satisfecha la necesidad de independencia. Por mi forma de vida, comparable a la de muchos otros jóvenes, prefiero vivir en un espacio que satisfaga mis necesidades mínimas antes que tener que compartir un espacio más grande. Esto es muy divicil de conseguirlo debido a la tipología de vivienda actual.

Para poder vivir en espacios reducidos pero sin renunciar a unas condiciones de habitabilidad propias de las vivienda convencionales, hay que tratar de resolver los espacios de forma que la capacidad de uso sea la máxima posible, y consiguiendo una sensación de amplitud que permita que habitar este tipo de espacios se agradable además de funcional.

Existe mucha gente trabajando en la linea de resolución de espacios pequeños, y de sus investigaciones parte la mía propia. Una gran fuente de información, son las arquitectural más orientales, como la china y sobretodo la japonesa, ya que sus arquitectos llevan muchos años trabajando en esta problemática. Pero para poder adaptar soluciones de otras culturas a mi forma de vida, he realizado un exhaustivo análisis de mi propia forma de habitar, y el uso real que realizo tanto del espacio como de lo que contiene.

Tras este análisis se comprueba que tanto el espacio que empleamos para vivir, como los objetos que realmente necesitamos, son mucho menores de los que tenemos. Por otro lado, en las viviendas convencionales, cuando son habitadas por una sola persona, no se produce una simultaneidad de usos entre las diferentes estancias, por tanto hay espacios sin aprovechar constantemente.

Por tanto, se pueden conseguir espacios perfectamente habitables aunque estos sean reducidos, resolviéndolos de forma que un único espacio se adapte a las necesidades de cada momento, quedando el resto de actividades posibles ocultas. Además, estos espacios deben tener una gran luminosidad, puesto que son la luz y el color los que contribuyen en gran medida a la percepción de amplitud.


Pequeños espacios, grandes ideas

Leonardo da Vinci escribió: “las pequeñas habitaciones y refugios disciplinan la mente, mientras las grandes la debilitan”

La vida en espacios reducidos se ha convertido en una filosofía de vida. Mucha gente de todas las disciplinas se encuentra trabajando en esta linea desde varios enfoques: En 2002 se fundó en EEUU la “Small House Society”, una plataforma cooperativa que promueve la vida en pequeñas casas, bajo el principio de sostenibilidad y economía. En esta comunidad se comparten numerosos recursos para poder diseñar y vivir en espacios reducidos.
Otro ejemplo es el ya mencionado en posts anteriores Graham Hill, que afirma que simplificando la vida se consigue una mayor felicidad, y bajo esta premisa puso en marcha 2009 una innovadora iniciativa para conseguir crear un pequeño apartamento con todo lo necesario para vivir bien. Esta iniciativa se convirtió en un experimento de “crowd-sourcing” a través de la plataforma Jovoto, donde se presentaron más de 300 diseños diferentes desde todas las partes del mundo. Los ganadores fueron unos estudiantes de Rumania con su proyecto “One Size Fits All”. Este proyecto se materializó finalmente haciéndose eco en numerosas plataformas. A raíz de esto, Graham fundó Life Edited, donde muestra a la gente como poder diseñar sus vidas para vivir con menos.
Otra plataforma de comunicación entre mucha gente que se encuentra trabajando sobre la vida en espacios reducidos en la comunidad de cultura sostenible fair companies, donde se puede encontrar a mucha gente trabajando en esta linea. En el interesante articulo “10 tendencias sobre casas pequeñas: forma, función, ecología”, se puede observar como confluyen diferentes disciplinas a la hora de reformular el concepto de vivienda para reducirlo hasta su esencia y adaptarlo a los nuevos tiempos. Desde arquitectos y diseñadores, hasta científicos, sociólogos, economistas o entusiastas del DIY (hazlo tu mismo), comparten la necesidad de simplificación de los aspectos de la vida actual, en el que cobra especial protagonismo la vivienda como elemento de necesidad.
Si nos trasladamos al otro lado del mundo, en los principales países orientales como China o Japón, llevan muchos años trabajando en la línea de la resolución de los pequeños espacios, obligados por el gran problema de masificación demográfica que padecen. Los principales arquitectos japoneses ha tratado en algún momento de su carrera el tema de la maximización de los espacios pequeños. Makoto Tanijiri decía: “No es únicamente la distancia que separa las paredes lo que transmite sensación de amplitud”, refiriéndose a la posibilidad de generar espacios amplios y perfectamente habitables en muy pocos metros cuadrados.

El interés propio por este entorno profesional viene en parte promovido por mi forma de vida y en parte por una visión crítica sobre el panorama actual. Al analizara mi forma de habitar, de vivir, observo que tanto el espacio como como el número de objetos que realmente utilizo, y por tanto necesito, es mucho menor del que dispongo. Por otro lado, tengo una gran necesidad de independencia difícil de satisfacer en la actual coyuntura socio-económica. Personalmente prefiero vivir en un espacio mínimo para satisfacer mis necesidades, que tener que compartir un espacio mayor. Pero el mercado no satisface actualmente esta demanda de espacios habitables pequeños (y asequibles), por lo menos en nuestro país. Ante el desalentador panorama económico, desde mi punto de vista, la tendencia en los próximos años, donde la arquitectura debe jugar un papel muy importante, está en esa simplificación de la vida y por consiguiente de los espacios habitables.


La casa 4D

Para la definición de la casa, haremos un breve recorrido por lo que sucede en ella a lo largo del que podría ser un día normal en la vida de María, con el fin de observar que información nos devuelve, como la casa se define a sí misma. 
Amanece temprano por la mañana, y un fino rallo de luz penetra en la habitación por la estrecha franja que María habia dejado deliberadamente abierta de la gran ventana. María se levanta y “esconde” la cama puesto que su cometido para ese día a llegado a su fín, y camina sobre lo que hace solo un instante era su confortable superficie de descanso. El espacio ya no es un dormitorio. Tras dejar pasar toda la luz de la mañana a través del gran ventanal, María se dispone a realizar sus ejercicios matutinos sobra la cálida superficie de la madera. Solo la luz ocupa el vacío del espacio, en el centro del cual se coloca María, nada le interfiere. Al finalizar su sesión matinal de Yoga, María procede a su meticuloso ritual de aseo, tras el cual, despliega su vestidor, y elige cual será su atuendo hoy, sabiendo que tiene que visitar a unos importantes clientes al otro lado de la ciudad. Al finalizar, éste vuelve a disolverse en la continuidad del espacio. Ahora María descubre la zona donde se prepara y disfruta de la comida más importante del día, luego, ésta vuelve a desaparecer. María esta lista para salir de casa, y ésta se queda vacía, en su estado puro, cada cosa en su sitio, esperando para cuando vuelva. 
Tras un duro día Maria vuelve a casa horas más tarde, se pone cómoda, y abre su cómodo sofa para sentarse a leer relajadamente. De pronto recibe una llamada, un cliente quiere que le compruebe unos datos, María se levanta y cambia su cómoda zona de descanso por su zona de trabajo, ocupa la misma posición en la casa, para son cosas distintas. Ahora la casa es su oficina, y tiene todo lo necesario al alcance de sus manos. Cuando resuelve sus asuntos laborales, María esta cansada, más mental que físicamente, necesita desconectar. Oculta su vida profesional dejando paso de nuevo al espacio puro que le permite meditar sin nada que se interponga entre ella y ella misma. Cuando vuelve de su momentáneo retiro, recuerda que recibe a unos amigos en casa a cenar esa noche. Despliega la mesa y las sillas para que sus cuatro invitados puedan disfrutar de su suculenta comida cómodamente. La casa es ahora un comedor. Tras una agradable velada, y alguna que otra botella de vino, los amigos de María se van retirando, pero su amiga Rocío vive a unos cuantos kilómetros y no tiene ganas de conducir, así que María despliega junto a su cama la cama de invitados. Ahora la casa vuelve a ser un dormitorio, pero para dos.

En la casa de María el espacio se desarrolla en sus tres dimensiones, cada parte de la misma ocupa una coordenada distinta. El mobiliario queda oculto y aparece en cualquiera de los ejes X,Y o Z. El espacio se adapta al uso, a las necesidades de cada momento. Un mismo punto de ese espacio, es ocupado a la vez por actividades distintas, incluso antagónicas, como el ejemplo visto de la zona de descanso y trabajo. Todo depende del momento, hay actividades que no deben convivir simultáneamente, pues interfieren entre sí. Por eso la casa esta pensada para satisfacer las necesidades de uso en cada momento, maximizando el espacio disponible para cada uno de ellos, e impidiendo que unos usos interfieran en otros. Aparece entonces una variable más que define el espacio: el tiempo. El teórico ruso Mijail Bajtín definió el concepto de Crono-Topo, el cual habla de la relación entre espacio y tiempo, y como éste modifica y da sentido al primero. El tiempo se convierte entonces, en la cuarta dimensión que compone el conjunto espacio-tiempo. Este concepto líterario es extrapolable a la casa, puesto que la casa de María cambia y se transforma en función del tiempo, es el tiempo el que define el espacio. La casa discurre entonces en las tres dimensiones del espacio, más el tiempo, es la casa en cuatro dimensiones, la casa 4D.

Con esta definición me voy encaminando hacia una arquitectura que trabaja con lo cambiante, arquitecturas transformables y modulares. Que además trabajan con la particularidad de cada individuo, puesto que cada uno vive el espacio de una determinada manera muy específica, y la es la arquitectura la que se debe adaptar a ésta y no al revés. En esta linea de trabajo se encuentran muchos arquitectos, como Gary Chang, que con su estudio de 30m2 en Hong Kong demuestra como un mismo espacio se transforma en función de cada situación y por tanto son necesarios grandes espacios para vivir comodamente.


Legal o ilegal

NORMATIVAS DE APLICACIÓN EN LA CIUDAD DE MADRID:

(1)-Normas urbanisiticas del Aymto. de Madird
(2)-Ley de Propiedad Horizontal (LPH)
(3) Código Técnico de la Edificación

(1) Artículo 4. Actos no sujetos a licencia urbanística. No será exigible licencia urbanística en los siguientes supuestos:
g) Obras de conservación consistentes en la sustitución de acabados interiores de una sola vivienda o local, como solados, alicatados, yesos y pinturas, cuando no estén protegidos arquitectónicamente, así como la sustitución de las instalaciones propias, todo ello sin perjuicio de contar con las autorizaciones necesarias para la retirada de residuos inertes.
Por tanto no será necesaria una licencia urbanistica para este proyecto

(1) Artículo 7.3.6 Dimensiones de los huecos de paso (N-2) 2. Las dimensiones mínimas de las hojas de las puertas de acceso a las piezas de la vivienda serán de doscientos tres (203) centímetros de altura, de seiscientos veinticinco (625) milímetros de anchura para los cuartos de aseo y setecientos veinticinco (725) milímetros para el resto de las piezas.
Las dimensiones verticales de paso de las puertas de acceso al aseo y la ducha deben ser modificadas para cumplir el mínimo

(1) Artículo 7.3.4 Programa de vivienda (N-2) 1. A efectos de estas Normas Urbanísticas se considera como vivienda mínima aquella que cuenta con, estancia-comedor, cocina, dormitorio y aseo, y cuya superficie útil sea superior a treinta y ocho (38) metros cuadrados, no incluyéndose en el cómputo de la misma las terrazas, balcones, balconadas, miradores, tendederos, ni espacios con altura libre de piso inferior a doscientos veinte (220) centímetros. Podrá admitirse reducir la superficie útil hasta veinticinco (25) metros cuadrados, en el caso de que únicamente disponga de una estancia-comedor-cocina, que puede servir de dormitorio y un cuarto de aseo.
Artículo 7.3.9 Condiciones de los despachos profesionales domésticos (N-2)
2. La superficie útil de vivienda no destinada a despacho profesional doméstico, cumplirá el programa y superficie mínima de vivienda establecido en este capítulo. Los espacios destinados a ambas funciones estarán diferenciados espacialmente.
3. La superficie útil destinada a despacho profesional doméstico será inferior o igual a un tercio (1/3) de la superficie útil total de la vivienda
A priori la casa de María no cumpliría estas exigencias ya que el espacio destinado para vivienda convive con el espacio destinado al trabajo. Por lo tanto no se podría considerar legalmente como su oficina.

(2) Artículo 6.10.6 Modificación de fachadas (N-2) 1. En edificios no catalogados, podrá procederse a la modificación de las características de una fachada existente de acuerdo con un proyecto de edificación adecuado que garantice un resultado homogéneo del conjunto arquitectónico y su relación con los colindantes 2. En todo caso, las soluciones de ritmos y proporción entre los huecos y macizos en la composición de las fachadas, deberán adecuarse en función de las características tipológicas de la edificación del entorno y específicas de las edificaciones catalogadas, si su presencia y proximidad lo impusiese.
(2) Artículo 7 1. El propietario de cada piso o local podrá modificar los elementos arquitectónicos, instalaciones o servicios de aquél cuando no menoscabe o altere la seguridad del edificio, su estructura general, su configuración o estado exteriores, o perjudique los derechos de otro propietario, debiendo dar cuenta de tales obras previamente a quien represente a la comunidad.
La modificación de las ventanas exteriores están sujetas a autorización tanto del ayuntamiento como de la comunidad de propietarios

Normativa