Archivo de la categoría: debate

Debate 2.0

El ser humano ha vivido desde sus inicios en comunidad ello no quiere decir que no sea un tema complejo. Formar parte de una comunidad no es fácil, ejemplo de ello son las comunidades de vecinos, seguramente que usted, querido lector, se habrá visto envuelto en PROBLEMAS de convivencia o tendrá algún conocido que haya sufrido este tipo de conflictos.

Aunque vivir en sociedad resulta a menudo en una tarea ardua, se intenta de llevar a cabo con la intención de desenvolvernos espiritualmente con tal de ayudar a la humanidad. Dando parte de ambiciones personales con tal de cultivar la ciencia de las relaciones humanas.

Para conocer más afondo el debate, hay que entender cuál es el significado de COMUNIDAD en el siglo XXI. Se trata de un conjunto de personas vinculadas por características o intereses comunes. Dentro de este grupo, se encuentran, como se ha comentado al principio, la comunidad de propietarios. Este tipo de agrupaciones son características de viviendas que se encuentran en bloques de pisos los cuales se crean a partir de la necesidad de compartir gastos, beneficios y un mismo lugar edificado.

La discusión se produce a partir de ello, vivir en colectivo o individual.
Por una parte, tenemos a arquitectos que intentan ALEJARSE de la idea de COLABORACIÓN con la sociedad. Ejemplo de ello es The House of Silence de Kouichi Kimura quien crean un espacio de aislamiento y con ello el apartamiento social. El REFUGIO se caracteriza por su poética arquitectura y la PRIVACIDAD que le envuelve.

Otra obra es la de Walden, llevada a cabo por Nils Holger Moormann quien crea una CABINA para aproximarse a la naturaleza y dejar al lado el entorno social y COLECTIVO.

De forma más directa, la arquitecta Patricia Méndez determina: 'Si tenemos espacios y superficies disponibles porque tratar de concentrar en un único lugar una alta densidad habitacional'. Sin embargo, estas palabras van más allá del factor arquitectónico ya que según ella, se llevan a cabo otro tipo de construcciones diferentes a la vertical, se perdería esa idea de vivir en COMUNIDAD y con ello, una mejora en cuanto a la sociedad y en las relaciones sociales.

En contraposición a estos tres tipos de reflexiones, se encuentra Andrés Jaque con trabajos como Rolling House for Rolling Society quien aparte de destacar la idea de COMUNIDAD, sube un escalón más e introduce la idea en un ámbito algo más privado.

Cabe destacar la fundación Sostre Cívic que al igual como Jaque, entiende la necesidad de estar en SOCIEDAD para el desarrollo de ésta. 


Trabajar en colectivo nos ha hecho funcionar, mejorar en todos los campos, tanto en la ciencia como en las relaciones del ser humano con sus semejantes. Lo cual, si vamos un paso más, si en vez de alejarnos del colectivo intentamos introducirlo algo más en nuestro día a día, sumergirlo y mezclarlo en NUESTRA propia PRIVACIDAD. Tal vez, y solo tal vez, llegamos a crear nuevos desarrollos, nuevas formas o nuevos problemas de vivienda.

TISSUE HOUSE: UNA CASA PARA MARÍA LANGARITA

Jota imagina a María haciendo una videoconferencia con un ingeniero de Japón en su estudio mientras uno de sus hijos trepa por la estructura tejida que Solita está confeccionando en el patio, que a su vez aloja a dos jóvenes que experimentan con un hidrofugante para cartón libre de emisiones nocivas. En su aproximación al aeropuerto de Alguaire, un avión sobrevuela la fábrica y un pasajero es capaz de ver la situación, fotografiarla y subirla a su blog, poco antes de coger un taxi que le acerque a la zona para curiosear.

María está acomodada sobre un gran cojín viscoelástico forrado de patchwork a base de triángulos de colores pasteles, que contrastan con las manchas de óxido y restos de moho que perviven en las paredes de la fábrica, lo que sorprende agradablemente al técnico nipón.  A su vez puede entrever a través de la pared de  tul, cómo en la cocina anexa dos personas almuerzan y hacen garabatos en un pedazo de papel. El niño moviendo algunas ramas hace caer en el cartón hojas que quedan irremediablemente pegadas al hidrofugante y los jóvenes se miran y sonríen confiando que el accidente sea una oportunidad para el diseño de su producto. Solita hace una mueca y manda al hijo de María a que le ayude estirando de dos cables. 

A veces Jota sueña que visualiza en internet una entrevista a María Langarita, en la que ella habla de sus proyectos y de su manera de ver la ciudad, y justo cuando el entrevistador le pregunta qué es para ella una casa, un corte eléctrico le impide escuchar la respuesta. Para él una casa es el lugar donde sucede la parte más íntima de su vida, donde puede relajarse escuchando el ruido de la cafetera, nadando en el mar blanco de sábanas de su cama, o disfrutar haciendo el amor bajo la sonrosada luz del atardecer, y un largo etcétera de situaciones en las que las convenciones son un mero trámite, donde el intercambio de información es menos verbal, menos convencional.

Ahora bien, ¿qué es una casa para María Langarita?  La pregunta ronda una semana tras otra en la cabeza de Jota. Costaría poco esfuerzo descolgar el teléfono y preguntárselo. Pero está seguro de que María querría que lo descubriera él solo.  El encargo es claro:  “Vamos a hacer una casa para alguien que diseña y produce cosas. Manos a la obra. Hagamos una casa para mí, o para ti, o para esa señora, Solita, que fabrica unos tejidos maravillosos”. 

Solita vive en una situación de letargo, a la espera de que pase un milagro que vuelva a activar su vida, la del barrio y la fábrica que la vieron nacer.  A Jota le preocupa que  la rehabilitación de la fábrica termine por ser  una jugada administrativa para convertir el edificio en un elemento más inaccesible y poco productivo.  A María le interesa la manera en que los ambientes fabriles intersectan con los más íntimos. Jota quiere trabajar con el tejido como herramienta, que sea Solita quien pueda construir su propia casa a base de los materiales y técnicas que conoce. 

La casa está llamada a rescatar a la fábrica de la situación de abandono que la habita, sustituyéndola  por un lugar accesible donde personas muy distintas entre sí puedan interactuar y que ello suponga una implementación en su manera de trabajar y en sus productos.  

La casas está pensada para tejer vínculos entre las personas, sus maneras de trabajar y los productos que realizan.  Además lo hará en un contexto rural, reivindicando que existen otras maneras productivas de intervenir en el patrimonio. En la casa será posible entrelazar en las facetas personales y profesionales, apenas desdibujadas por un pedazo de tela. Será posible un modo de trabajo en red analógica, en el que los estímulos e inputs sean palpables.

La palabra tejido ilustra bien la naturaleza y alcance del proyecto, tanto de manera material, como de figurada. El término se refiere al resultado del hecho de tejer (en inglés weave), y al adjetivo que determina que algo está hecho así y no de otra forma, por ejemplo, cosido, hilvanado, pegado (woven, knitted). En castellano, se usa la misma palabra para designar a un trozo de algodón y a los sistemas de células especiales del cuerpo, véase el tejido conjuntivo, o el tejido neuronal.  En inglés, sin embargo para un tejido a base de tela o de hilo se usan términos como fabric o cloth, mientras que para los complejos tejidos orgánicos aparece el término tissue.  Éste último anglicismo tiene la connotación de la suavidad y delicadeza de los pañuelos de algodón en castellano.  Por lo que Tissue House sería un buen nombre para amalgamar el contenido del proyecto. Sin embargo, con esa  denominación quedaría aparte la potente idea presente en el proyecto sobre la producción, y la realidad de la fábrica como contexto. Sin embargo Tissue Factory no es una opción, puesto que el término deja de lado la connotación de habitar. Por tanto una opción muy interesante podría ser usar el término Tissue House asociado al potente icono del edificio, totalmente fabril.

¿Tiene que ser una casa para toda la vida?

      Podría decirse que tu casa es la siguiente piel que te protege después de tu propia piel, pero aunque mientras que la segunda cambia al mismo tiempo que tu lo haces, se estira, aumenta de tamaño, cambia de color... no percibimos ese cambio como tal, sigue siendo la misma. Sin embargo, la siguiente piel que te protege, tu casa, suele cambiar, por norma general, una vez en tu vida, de la casa de tu infancia, esa en la que has crecido, pasas a vivir en tu casa. Muchas veces por medio aparecen pisos de estudiantes, a los que no llegas a llamar casa, te refieres a él como el piso, o pisos de alquiler en los que estas hasta que encuentras algo que te guste de verdad. Otras veces, la casa en la que vivías se queda pequeña, o grande, o tras atravesar una situación complicada necesitas un cambio. 

      Esta fue la razón de ser de la casa U que diseñó Toyo Ito para su hermana tras la pérdida de su marido, en ella vivió junto a sus dos hijas. Una vez transcurrido el luto, ninguna de las tres sentía la necesidad de seguir viviendo en ella, la casa dejó de ser útil, y se demolió. 

      Opuesta a esta idea, encontramos la que desarrolla Rodolfo Livingston. Se trata de un método con el cual se pretende transformar una casa concreta en la adecuada para ese momento, pero teniendo en cuenta qué puede suceder en el futuro ( hijos que se van, nuevos familiares en la vivienda, etc). Tomando como base las ideas del cliente se crea un proyecto en continua colaboración con ellos.

      Sin embargo, hay algo en común. Para la realización de la casa, Toyo Ito trabaja con las ideas que le proporciona su hermana, haciendo evolucionar los conceptos iniciales que ella proponía. En el método Livingston permite "decodificar la idea real del cliente para poder potenciarla". En ambos casos, gracias a la colaboración activa entre arquitectos y clientes aseguran en éxito de la casa. En el primero no se consigue la durabilidad de esta en el tiempo porque no era lo que se planteaban, ni el arquitecto ni la clienta. En el método Livingston marcan procuran tener en cuenta estos cambios para asegurar la utilidad de la casa durante el tiempo necesario.



Estudio Livingston. 2008. El método Livingston. Accesible en: http://www.estudiolivingston.com.ar/elmetodo.htm [visitado 1 marzo 2014]

Historias de casas, Halldóra Arnardóttir y Javier Sanchez merina.2014. La casa U, de Toyo Ito. Accesible en: http://historiasdecasas.blogspot.com.es/2005/06/la-casa-u-de-toyo-ito.html [visitado 1 marzo 2014]

Migración y movilidad territorial.

            La migración y la movilidad son fenómenos que han adquirido diferentes modalidades a lo largo de la historia reciente. A continuación se va a proceder al análisis de las que pueden resultar más interesantes de cara a este proyecto, y se va a generar el debate entre las diferentes vertientes que considero principales: las sistemáticas defendidas por las Teorías económicas y las explicaciones dadas por los defensores de las Dinámicas rurales contemporáneas.


Teorías económicas de la migración y movilidad

            De acuerdo con esta interpretación, la migración se constituye en base a un mecanismo de equilibrios económicos territoriales entre lugares emisores pobres y atrasados, y lugares receptores ricos. En base a unos mecanismos de expulsión-atracción, el individuo en búsqueda de la maximización de sus ingresos, se comportará de manera racional comparando los ingresos en el lugar de origen con los del lugar de destino (Cruz n.d.).
            De esta manera, se espera que los flujos se dirijan desde los lugares pobres hacia los lugares más desarrollados y los desequilibrios desaparezcan (como si de un ajuste de la oferta y demanda se tratara). Según este planteamiento, la migración cesará sólo cuando las situaciones entre ambas áreas se equilibren.
            Pero estas teorías basadas en la expulsión-atracción caen en un reduccionismo económico al no tener en cuenta el contexto histórico y social. La migración aparece como una elección guiada por una racionalidad, supuestamente ahistórica y universal, y válida en cualquier época y cultura. De esta forma se comete un error obviando un fenómeno eminentemente social, sin lograr abarcar su verdadera complejidad, sin dar cuenta de sus verdaderos fundamentos sociales.
           

Migración y dinámicas rurales contemporáneas

            Por estas razones, nos tendríamos que preguntar qué motiva a los individuos a cambiar de lugar, más allá de las explicaciones materialistas. Y para ello resulta útil realizar una mirada reciente y en el otro sentido: el retorno al origen.
            En este retorno, además de las razones prácticas y económicas, influye sin duda un aspecto psicológico: volver es un sueño perseguido, un anhelo de reencontrarse. La memoria juega un papel fundamental en este fenómeno de regreso que, en algunos países de Occidente, se está convirtiendo en una práctica bastante común.
            Frente a las consideraciones peyorativas hacia el campo que motivaron en su época el abandono y despoblación rural, el creciente interés por esta nueva relación con el entorno rural desvela la desilusión de la vida urbana y el desencanto de los urbanitas. Una huida de la urbe agobiante y tediosa en la que encontramos tres modalidades:
            La primera de ellas es el movimiento neo-rural, término acuñado por Monclús (Álvaréz, 2013) para designar a aquellos grupos de personas que por decisión propia abandonan la ciudad. Buscan establecerse en un entorno rural con la intención de alejarse de todo aquello que suponen los valores de la vida urbana desde el punto de vista económico y social. Llegan al campo con la idea de establecer un proyecto de vida comunitario en el medio natural y conseguir una buena calidad de vida en base él.
            Pero aparece un segundo caso, el cual no siempre posee una convicción ideológica o filosófica que motive la opción tomada. Son aquellos individuos que se vieron forzados a instalarse en áreas periurbanas ante la inaccesibilidad del espacio urbano (por ejemplo, por el coste de la vivienda), lo cual más que en una recuperación del campo, se traduce en una ramificación de la ciudad, en una expansión de la urbe que se convierte así en "ciudad dispersa o difusa" (Monclús, citado en Álvaréz, 2013).
            En tercer lugar están los pertenecientes a sectores sociales académicamente preparados, o profesionales con un poder adquisitivo medio-alto, que buscan instalarse en el campo y crear un modo de vida distinto del que se impone a través del sistema socio-económico predominante. Este hecho genera cambios en la estructura económica del campo, el vaciado de las funciones agrarias tradicionales o su urbanización. Lo cual induce a un peligroso proceso de gentrificación del medio rural. (Nates & Raymond, 2007)
            Lo expuesto anteriormente nos permite comprobar que, lejos de desaparecer, lo que en otro tiempo se llamaban migraciones alternativas o utópicas siguen expresándose bajo otras formas. Es significativo observar cómo ahora el campo representa los valores de vida en libertad que en otro tiempo tuvo la ciudad. El campo, en términos de atracción, sigue suscitando ilusiones en el imaginario social.


ÁLVAREZ, Óscar Fernández. Entre la evasión y la nostalgia. Estrategias de la neoruralidad desde la economía social. Gazeta de Antropología, 2013, vol. 29, no 2.

CRUZ, Ramiro A. Flores. La discusión en torno a la migración y la movilidad territorial de la población. Instituto de Investigaciones Gino Germani Facultad de Ciencias Sociales. Universidad de Buenos Aires, n.d.

NATES, Beatriz; RAYMOND, Stéphanie. Buscando la naturaleza. Migración y dinámicas rurales contemporáneas. Barcelona: Anthropos, 2007.

VIANA, Luis Díaz. El regreso a la propia tierra: problemas, estrategias y dinámicas de la neorruralidad. Quaderns de la Mediterrània= Cuadernos del Mediterráneo, 2011, no 16, p. 231-237.

Perdón por las horas, me sobran las palabras

Me gusta de vez en cuando volver a los comienzos, recordar por qué empecé este camino en el proyecto y no otro, y también leer a los de siempre, los blogs que me gustaban antes de la arquitectura, o que leo cuando estoy de vacaciones.

Es en ese camino cuando encuentro sentido a buscar mis obsesiones e intuiciones. Mi gran obsesión y lo que me interesa de mi proyecto, y por lo que lo empecé, es la relación con la ciudad. Me apasiona el modo en el que el ciudadano encaja en el engranaje, se deja llevar, y poco a menudo lo rompe, encendiendo la mecha de la devastación en las ciudades genéricas o produciendo cambios fantásticos en las que son más complejas. En el camino para entender las ciudades y el modo en que interactúan con los ciudadanos o lo doméstico, me ha sido de gran ayuda el urbanista Javier Ruíz Sánchez, que dio una conferencia en la universidad el pasado miércoles 26 de febrero sobre igualdad y poder en la ciudad. No he encontrado ninguna web donde desarrolle su material, sin embargo me quedo con ciertas cosas que dijo en la charla como (parafraseándole) que la acera es el espacio de la incertidumbre, sin incertidumbre la calle no existe, la ciudad se pierde. Y lo que más me aportó por cercanía a mi proyecto, fue que insiste en que "hay que vaciar la casa para llenar la ciudad", posicionándose fuertemente en contra de las urbanizaciones cerradas y los pisos con "todo incluido" que tan de moda están y que anulan la posibilidad de relación con la ciudad y entre ciudadanos. Apunta también a este respecto que las casas no deben ser perfectas, pues chocarían con la idea de la buena ciudad. Las casas, los comercios, etc, deben tener deficiencias, para que así la gente salga a la calle a buscar lo que le falta, a encontrarse con lo imprevisto y crecer.

Un personaje que me ha causado muchos dolores de cabeza desde que lo conocí es Agustín Fernández Mallo. En su blog escribe sus reflexiones sobre el mundo, breves notas sobre enlaces interesantes, y por supuesto todo el merchandising de su obra. Ya hablé de él en la primera entrega, introduciendo la frase "He visto las mejores mentes de mi generación destruidas por facebook" parafraseando a Allen Ginsberg en Aullido. Me interesa su metodología de trabajo por estética collage que deja. Puedes ir introduciéndote en su mente a base de los fragmentos de pensamientos, experimentos y sensaciones que escribe. Por otro lado, un tema recurrente en sus escritos es la ciudadanía, la tecnología, y el arte. Trabaja mucho con el remake, como se puede ver en su primera obra  “El Hacedor (de Borges) Remake”. A menudo lleva a cabo este remake repitiendo experencias que otros tuvieron pero con otros medios. No da soluciones a problemas, enuncia temas, y a mi por lo menos, me da qué pensar.
Siguiendo en la temática del remake, re-hacer, el re-mirar, me topo con Kenneth Goldsmith, poeta y creador de la UbuWeb donde hace 18 años empezó a crear un archivo de arte de vanguardia, que por propia definición, se actualiza continuamente. En una entrevista que le hicieron recientemente en El País, habla del paso de la pintura a la fotografía, y como este hecho re-hizo la pintura, cambió el modo de abordarla para los artistas, y surgieron las vanguardias. Explica que del mismo modo, la escritura se está viendo transformada por el desarrollo masivo de Internet, reduciéndolo todo a un copia y pega. En este sentido, encuentro que es la tecnología la que propicia estos cambios en el entendimiento. Y del mismo modo que la pintura se hizo abstracta, o la escritura fragmentaria, las casas se recrean hacia Dios sabe dónde.

Por último, quería tocar el tema de la intimidad, ya que es un punto del proyecto que me interesa bastante. No es una obsesión, ni una intuición, lo entiendo como una pata irremediable que ha surgido de la creación de lo fijo. La conocidísima escritora y arquitecta Beatriz Colomina habla muy bien de la intimidad en su libro Privacidad y Publicidad, ambos conceptos están muy presentes en mi idea actual de la casa, y me gustaría seguir indagando en los conocimientos que Beatriz puede aportar con sus escritos. Por otro lado encuentro de interés los espacios de trabajo que se crean en el bar berlinés Oberholz. Este bar/restaurante nace de la necesidad de un espacio de trabajo más allá de las oficinas convencionales, en un lugar intermedio, más relajado y abierto. Lo interesante de este lugar, y tantos otros como este que han ido saliendo como setas por todas las grandes ciudades, es el hecho de cómo se llega a crear un espacio de intimidad estando entre tanta gente. El espacio cuenta con mesas grandes, pequeñas, sofas y taburetes, para garantizar la mayor variedad y un ambiente diverso. La mayoría de gente que va sola acaba poniéndose los cascos y aislándose así del mundo. Podrías preguntarte que si se quiere aislar y no piensa hablar con nadie, por qué va a una cafetería y no se queda en su casa? El hecho es que como explica su fundador en esta entrevista, nos encanta estar con gente, aunque no queramos estar con gente. Este es otro punto fuerte del proyecto que quiero seguir desarrollando.


Me quiero posicionar en este debate tan variopinto en el eje divisor entre el aislamiento y la ciudadanía. No quiero estar aislada pero a veces es necesario. Lo que podría aportar a estos pensadores y emprendedores sería la unión entre estos dos límites que me interesan. Quiero llegar a construir algo que trabaje a la vez con lo público y lo privado sin olvidar al ingrediente que da sentido a todo esto, el ser humano. Quiero crecer dentro de ellos entendiendo más sus procedimientos y mensajes.

DEBATE_Arquitectura fragmentada o libre



La vivienda es el medio donde mayor poder de intervención tenemos.” (Carolina Valenzuela, 2001:74).

La capacidad de un espacio de ser transformable es un debate común en la arquitectura. Cuando observamos la planta de una vivienda ordinaria, encontramos diferenciadas sus estancias. Traducimos estas delimitaciones como planos verticales que separan el uso de estos espacios. Incluso se puede intuir su función por la dimensión de los espacios que encierran o el ancho de la partición. Sin embargo, hay otros factores que son capaces de crear este espacio y diferenciarlo sin necesidad de cerrarlo. 

Un buen ejemplo de aparición de la arquitectura sin la presencia de muros es la película Dogville de Lars Von Trier (2003). La escenografía de esta película atiende al expresionismo alemán, en el que el espacio adquiere importancia precisamente por la ausencia de esta delimitación. El escenario se define con la planta de una serie de viviendas, trazadas en el pavimento. Al principio se percibe como un vacío, se pierde la percepción espacial. A medida que transcurre la película, nos olvidamos de que las paredes no existen. La actividad de los actores separa fuera y dentro, público y privado, dormir o coser. Por otro lado, el mobiliario es reducido. Tan solo encontramos algunos muebles, que a pesar de no parecer de primera necesidad, adquieren una importancia considerable porque participan de la definición de este espacio sin particiones.

Algunos arquitectos como Adolf Loos utilizaron el concepto de Raumplan. Consiste en la diferenciación de los espacios, para ello recurría no solo al uso de cerramientos. En la sección de la Villa Müller apreciamos la diferenciación de cota de las diferentes estancias. Esta forma de tratar el espacio dirige al visitante. La arquitectura articula la actividad, y cada estancia es creada con un fin. En este caso, las divisiones totales o parciales del espacio son imprescindibles, por lo que actividad y el mobiliario ya no crea, sino que llena el espacio. 

En el diseño de una vivienda comienzo trazando una figura cerrada. La figura delimita el espacio del que dispongo para trabajar. Aunque de forma automática, ésta pasa a ser la envolvente exterior de la casa. El conflicto se presenta con el planeamiento. ¿Dónde empieza o acaba el salón? ¿Por qué el salón no se une con el estudio o la habitación? Juniro Tanizaki en “El elogio de la sombra” habla de los límites internos en la arquitectura japonesa, donde los límites son difusos, se pierden entre luz y sombra. 

Existen multitud de formas de organizar el espacio. Es un hecho importante ya que influirá en las utilidades que dicho espacio pueda albergar. Un espacio rico es el que cumple con su función. También lo es el que evoluciona con el usuario y absorbe los cambios en el tiempo, ofrece diferentes funciones. El cambio, el paso del tiempo, es algo que se manifiesta tanto en las personas como en la arquitectura. Somos flexibles, y nuestro entorno con nosotros. Carolina Valenzuela en su ensayo “Las plantas transformables” habla del concepto re-crear, como la adopción de esta temporalidad en las viviendas.

// DEBATE

A la hora de elegir un lugar “perfecto” donde vivir, surgen demasiadas respuestas a cada cual más diferente, porque no todo el mundo tiene el mismo concepto de la vida y de su forma de vivirla. Hay personas que relacionan la casa de la playa, con largas horas devorando un libro tras otro. En los pisos de las grandes ciudades no hay cabida para amasar el pan, si no que el ritmo de la urbe nos hace tener una velocidad de vida diferente, o al menos eso es lo que nos hacen creer.

Tanto el clima, como el olor, el sonido de los coches o lo pájaros, las olas rompiendo o el metro llegando, nos llevan a actuar de manera diferente, por eso cuando uno decide mudarse es importante rastrear primero que emplazamiento es el que va contigo.

Tal vez Ryan Dube no se haya planteado que a lo mejor no es solo un sitio lo que buscamos, si no muchos que nos permitan cubrir nuestras necesidades. En su web nos recomienda que antes de mudarnos es conveniente hacer un rastreo previo al lugar donde queremos cambiar. Para ello nos recomienda diferentes webs, desde un comparador de las ciudades más seguras del mundo, clima, oportunidades de trabajo etc.

Centrándonos más encontramos EarthPulse, con su Human condition, donde la comparación esta vez va sobre la felicidad de la gente. Nosotros hemos sido clasificados como happy. Sin más. En cambio en EEUU son super happy, eso es porque todavía persiguen su sueño americano.

Por otro lado, la web que más empeño ha puesto en esto de la localización perfecta es, a mi parecer, Find your Spot, aquí solo encontramos pequeñas pinceladas sobre la temperatura y la seguridad del lugar y se centran más en un test de personalidad. Te hacen preguntas como para ver el amanecer de dos días seguidos, y luego te dicen el sitio que creen indicado para que TÚ vivas. Solo tú, y tu gato, tu hijo o quien sea, dando una gran importancia al emplazamiento de la casa.


Pero la localización no solo es importante para nuestra forma de vida, si no que hay numerosas profesiones que dependen de ella, no son la una sin la otra. De entre todas, el cine y la escritura son las que, a mi juicio, más relevancia tienen. En el blog cineviajes.com, nos encontramos con un recorridos por los lugares que fueron elegidos para el rodaje y el porqué. Qué hay en ese sitio que no me lo pueda aportar otro, la luz usada en cada momento… Pero el claro ejemplo que vincula el lugar con su acción, es el viaje a India del poeta Allen Ginsbert, Luis Cardenas, de la web corso, nos cuenta que a pesar de los numerosos intentos fallidos por inspirarse, el consumo de drogas, la locura del escritor, no fueron suficientes para dejar correr su palabras, si no que lo que el lugar le proporcionó fue lo que consiguió que volaran sus versos.

#SEThouse

http://www.makeuseof.com/tag/6-websites-that-will-help-you-find-the-best-places-to-live/
http://www.findyourspot.com/
http://www.elcorso.es/reportaje-allen-ginsberg-en-la-india/